Cabo para esquí acuático

El esquí acuático es uno de los deportes que más adeptos ha ganado últimamente entre los deportes náuticos. A diferencia del submarinismo/buceo, que tiene muchos practicantes o expertos que se dedican a la investigación científica, ambientalistas, incluso rescatistas especializados, el esquí acuático es pura diversión, de ahí que abunden las lanchas con grupos de amigos practicando esquí sobre todo en verano. Si quieres probar este deporte, la tienda náutica Nova Argonáutica: https://argonautica.es/ cuenta con prácticamente todos los equipos que necesitarás para pasarla bien esquiando sobre las olas.

Cabo para esquí acuático

Cabo para esquí acuático

Ha sido tanto el auge de este deporte que poco a poco ha ido ganando espacio en competencias playeras y hoy no es extraño mirar en las principales competencias deportivas de playa, el esquí acuático como una disciplina más.

Por supuesto, para poder esquiar se requiere una lancha que irá que normalmente  remolca, uno tras otro, a todos los esquiadores. Está provista de velocímetros y de dos enormes espejos retrovisores. Esto permite al juez, que va montado en ella, observar a los esquiadores y conocer en todo momento la velocidad de la lancha.

El cabo de arrastre es otro de los elementos indispensables para la práctica del esquí acuático y sus características varían según ciertas variantes que podemos encontrar en la práctica o clasificación de este deporte.

La longitud máxima del cabo de arrastre varía según la modalidad. En el eslalon, el cabo de arrastre mide unos 18 metros al inicio de la carrera, y luego se va acortando. En la competición de saltos mide aproximadamente 23 metros; en wakeboard, unos 19 metros; y en la prueba de figuras, unos 13 metros. El trapecio es un simple barrote, en cuyos extremos va fijada una cuerda de 5 a 6 mm de diámetro, de cáñamo o algodón. Hacia la mitad, la cuerda está anudada para formar un lazo de unos 15 cm de diámetro.

En cuanto a las tablas, estas suelen ser hechas de plástico o  fibra de vidrio y son probadas para asegurarse que no ocurra un desastre por fallas de fabricación o alguna debilidad no detectada.

En Nova Argonautica se consiguen todos los equipos necesarios, como el cabo para esquí acuático de 7.5 mm x 23 mt que, por menos de 40 euros, puedes adquirir y empezar a divertirte a lo grande sobre las olas.